10 cosas que –quizás– no sabías sobre Gregory Porter

Compártelo!

El cantante norteamericano llega a Sevilla para inundar el Maestranza con la potencia líquida de su voz. Con sólo cuatro discos en su haber, este ‘gran hombre’ ha llegado a la escena musical mundial para quedarse. Las pruebas empíricas son varios Grammys y millones de discos vendidos.
Te descubrimos 10 cosas que –quizás­– desconocías sobre Gregory Porter.

 

  1. Se considera una persona religiosa. De hecho, creció cantando en la iglesia porque su madre era predicadora. La espiritualidad forma parte de su música.
  2. Su madre, el pilar de su vida. Fue ella quien siempre le sirvió de faro y le dio consejos tan importantes, como espirituales, que hablan del respeto por los demás y la importancia de aprender a amar y ser amado.
  3. Su padre, el gran ausente en su vida: “Cuando tenía cinco o seis años la música de Nat King Cole llenó un vacío en mi. Mi padre no estaba en mi vida ni mostraba interés en criarme, y las letras de Nat fueron lecciones de vida, palabras de sabiduría y los consejos paternos que necesitaba”.
  4. Comenzó a actuar en Rusia antes que en otras partes de Europa.
  5. Dejó el fútbol americano para ser cantante de jazz. ¡Demos ‘gracias’ por esa lesión en el hombro a los 18 años!
  6. Siempre luce un pasamontañas y una gorra; dice que son parte de su puesta en escena y también una estupenda forma de ocultar algunas cicatrices…
  7. Cuando tenía seis años grabó una canción, dejó que su madre la escuchara y ella le dijo que sonaba como Nat King Cole.
  8. En una entrevista para EFE dijo que le recomendaría su canción When Love Was King a Donald Trump. Su letra habla de respetar a cada hombre sin mirar su piel o su clan.
  9. Mide 1,95 y pesa 115 kilos.
  10. Puedes escuchar cómo canta en español el archiconocido tema de Osvaldo Farrés Quizas, quizás, quizás, en el álbum Nat King Cole & Me.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *