Daniel Casares: “Cuando toco la guitarra me convierto en otra persona”

Compártelo!

Nacido en el malagueño barrio de El Limonar, Daniel Casares toca la guitarra con arte y duende flamenco. Ha colaborado con Alejandro Sanz y Dulce Pontes, entre otros artistas, y de las cuerdas de su guitarra han salido también las notas de El concierto de Aranjuez. Y es que, como él mismo confiesa, es “flamenco, pero inquieto”.

¿Cómo surgió tu vocación de guitarrista?
De una forma tan natural como inesperada, ya que en mi familia no tengo antecedentes artísticos. Pero al mismo tiempo, desde muy temprana edad, tenía clarísimo que era a lo que quería dedicar el resto de mi vida.

Con 16 años te alzas con el premio Bordón minero de La Unión… ¿qué se siente al ser un ‘niño precoz’?
Trabajé mucho desde un principio… de alguna manera, no me daba cuenta de cuanto valor real tenía lo que iba consiguiendo, ya que mi único interés era pasar horas y horas encerrado en mi habitación formándome como guitarrista. ¡Y así sigo!

Cuando tocas la guitarra, te conviertes en…
Sin duda alguna, en otra persona. Cuando toco la guitarra (en un escenario), me gusta dejar huir la parte más racional del cerebro y dejarme llevar por la pura emoción que me transmite la música.

Cecilia Bartoli te invitó a que la acompañaras en su gira europea. Flamenco y lírica: mezcla explosiva. ¿Cómo definirías tu música, tu estilo?
Soy flamenco. Inquieto, sí, pero flamenco.

¿Te sientes valorado en tu propio país?
No siempre.

¿Y fuera de él?
Siempre.

¿Es duro decidir vivir de la guitarra?
Tal y como se manejan los hilos de la cultura en nuestro país, decidir vivir de cualquier disciplina artística es muy complicado. Pero una vez que has tomado la decisión, hay que luchar y convivir con ello, no hay más remedio.

¿Qué le recomendarías a esos jóvenes que cuando te ven tocar sienten que pueden tener una oportunidad?
Que si realmente lo aman, pues adelante. Siempre con mucho respeto a todo y a todos.

¿Qué haces cuando no estás trabajando?
Disfrutar al máximo de mi familia.

¿Cómo ha sido tocar en el Teatro de la Maestranza?
En las tres ocasiones que me había subido a las tablas de este maravilloso teatro, había sido acompañando a tres artistas geniales y muy diferentes en sus estilos, como son: Cecilia Bartoli, Pasión Vega y Miguel Poveda. Pero estaba deseando mostrarme en el Maestranza como me siento mejor y más a gusto y seguro: como concertista. Ha sido una experiencia increíble, ¡¡¡volvería a repetir encantadísimo!!!

¿Tienes algún sueño que te gustaría que se hiciera realidad?
Ir a la Luna… ¡pero poder volver prontito!

1 opinión en “Daniel Casares: “Cuando toco la guitarra me convierto en otra persona””

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *